Líneas de vida


Protección de caídas



Para prevenir riesgos de caídas al ejecutar trabajos en altura se utilizan dispositivos de anclaje, que se aplican tanto en las construcciones nuevas de cualquier tipo de uso, como en edificios existentes durante intervenciones de remodelación. Dichos dispositivos deben poseer los requisitos previstos por la norma EN 795 "Equipos de protección individual contra caídas. Dispositivos de anclaje", por las normas EN contenidas en ésta y por las actualizaciones posteriores.

TIPO A - Dispositivos de anclaje con uno o varios puntos de anclaje y con fijación obligatoria en la estructura.
TIPO B - Dispositivos de anclaje con uno o varios puntos de anclaje y sin fijación obligatoria en la estructura.
TIPO C - Dispositivo de anclaje que utiliza una línea rígida que no se desvía de la horizontal más de 15°.
TIPO D - Dispositivo de anclaje que utiliza una línea rígida que se desvía de la horizontal más de 15°.
TIPO E - Dispositivo de anclaje para uso en superficies hasta 5° de la horizontal, donde las prestaciones se basan exclusivamente en la masa y el rozamiento entre el dispositivo en sí y la superficie.

De no existir equipos de protección colectiva, la ley contempla el uso de Equipos de Protección Personal (EPP) a utilizar asociados a anclajes probados y productos que se ajusten a la norma EN 795:2012, con el fin de ofrecer al operario el acceso, el tránsito y la ejecución de los trabajos en altura.

En cuanto a la acción de proyecto se remite al punto 7.b de la norma EN 795:2012 que cita textualmente: "el usuario debe equiparse con un medio para frenar las fuerzas dinámicas máximas ejercidas sobre sí mismo durante la parada de una caída con un máximo de 6 kN". Dicha prescripción se cita asimismo en todos los manuales de los productos, por tanto, ésta se considera como la carga de proyecto a los efectos del cálculo.

La observación de la realidad ha confirmado que, con el uso de absorbedores de energía, dispositivos retráctiles o dispositivos anticaídas de tipo guiado, la fuerza de frenada es de aproximadamente 4 y 4,5 kN.

La norma UNI EN 355:2003 establece que, durante el curso de la prueba experimental, utilizando un cuerpo con un peso de 100 kg y desde una altura tal que la caída libre hcl sea igual a 4 m, la fuerza de frenado Fmcs no debe ser mayor de 6 kN y la distancia de frenada debe ser: distancia de frenada < (2Lt + 1,75 m) donde:
Lt = longitud total del absorbedor de energía (cordel incluido)
h1 = distancia punto de enganche - suelo antes de la caída
h2 = distancia punto de enganche - suelo después de la caída
hcf = h1 - h2 = longitud de frenada

LÍNEA DE VIDA - TIPO C
En los sistemas de línea de vida las acciones de proyecto que actúan en los soportes son diferentes dependiendo de la geometría del sistema y del tipo de soporte. Las cargas aplicadas durante los ensayos actúan en el cable ubicado al centro de la luz o span, así como se muestra en el esquema. Al variar la longitud de la luz o span X y de la carga Q, a través de los ensayos de laboratorio se determinan las acciones de proyecto F que actúan en los soportes.

Puntos de anclaje


Protección de caídas



Los puntos de anclaje para superficies de hormigón, serán instalados con anclajes expansivos o químicos a la estructura de hormigón procurando no perforar en bordes (a menos de 10 cm) para evitar roturas.

Para los anclajes instalados se debe aplicar la Norma UNE EN 795-A comprobados mediante una prueba de tracción no destructiva con un téster de puntos de anclaje, asegurando que la capacidad de carga de la cabecera sea de 15 kn.

Con la cabecera repartida entre dos anclajes con una instalación en V de equilibrado de fuerzas de hasta un máximo de 60% (ángulo máximo de 60o), cada anclaje de forma independiente debe soportar una carga de 9 kn en la prueba de tracción para cumplir con los requerimientos de la norma indicada.

Para los anclajes constructivos se debe aplicar la Norma UNE EN 795-B. Son dispositivos de anclaje provisionales y transportables. Su diseño debe permitir conectar un EPP contra caídas mediante el conector adecuado y compatible, de tal manera que no se pueda desconectar involuntariamente.

El dispositivo de anclaje debe tener una resistencia superior a 15 kN en la dirección en la que se aplicará la fuerza en caso de caída (comprobada, por ensayo, sobre un modelo en laboratorio o por cálculo).

Siendo clasificado como EPP, deben llevar el marcado CE y un folleto informativo del fabricante. Existen diversos tipos de dispositivos de anclaje provisionales transportables según las aplicaciones tales como el de marco de puerta, el de estructuras tubulares, el trípode, abrazadera de lazo (cuerda, cable, banda textil), el anclaje de viga, etc. Se suele utilizar en los casos en los que se quiere evitar el impacto estético de un dispositivo de anclaje permanente.